Hoy el poder no te lo da quién eres sino qué dices

Me envían amigos noticias y me piden periodistas que opine sobre esas noticias. Por si a alguien le interesa mi visión, la tenéis en este vídeo. Todo me recuerda mucho a algo que vivimos hace ya 7 años primero, y 8 años en el segundo episodio, y que pudo arruinarme la vida. Por suerte -y gracias a que miles de personas os implicasteis- todo acabó bien. Casi todos aprendimos muchas cosas a raíz de lo ocurrido.

Entonces yo ya pensé -y he dicho en muchas entrevistas- que la ética era obligación en la era digital. No era algo nuevo, lo aprendí en mi casa y llevo toda la vida aprendiendo más y haciendo lo posible por aplicarlo. Entonces, y hoy más aún, la transparencia es ley. El poder es de las personas, como titulé en mi primer libro. Vale lo mismo la voz de una gran empresa que la de un gobierno o un solo ciudadano. El poder no te lo da quién eres sino qué dices. Es la era digital. Y en la era del me too, todavía más.

Nadie puede hacer negocios saltándose los valores más esenciales de la sociedad actual. Pero es una gran oportunidad, como titulé en mi 2º libro: Sé transparente y te lloverán clientes. El mundo futuro va en serio por este camino. Y cuanto antes lo entendamos todos, mejor lo aprovecharemos para construir marcas y negocios que hagan el mundo mejor.

Hoy solo vale hacer negocios mejorando la vida de las personas y haciendo mejor el mundo desde tu empresa. Así lo veo yo al menos. Lo creo firmemente y es lo que enseño en conferencias y en cursos como este. Las personas quieren que las marcas sean: verdad, sinceras, originales, auténticas, transparentes, éticas, valientes, sostenibles, humildes, creíbles, comprometidas social y ecológicamente, responsables, saludables, confiables, coherentes.

Pablo Herreros

Pasé 25 años ayudando a grandes marcas en su comunicación. Aprendí algo valioso: la transparencia es una gran oportunidad para tener negocios rentables y sostenibles. Trabajé en comunicación digital, blogs y marketing de influencia, y por el camino me la jugué por defender la ética. Aprendí que nadie es más poderoso que quien tiene principios, y decidí hacer de ello mi camino… Hoy doy formación y conferencias sobre sobre cómo orientarte al cliente gracias a los valores en la era digital. Además acabo de lanzar un curso digital para que hagas marketing de influencers con éxito. Y soy consultor y mentor: puedo ayudarte a poner la ética como timón de tu empresa para que así conviertas a tus clientes en fans.

Añadir comentario