Lo último: el tomate Raf hace comunicación 2.0

Así es como vienen, entre virutas protectoras y con un fondo de papel que prolonga su frescura
Así es como vienen, entre virutas protectoras y con un fondo de papel que prolonga su frescura

¿Tomates que comunican? Bueno, más o menos. Me llamó la atención en su día esta entrada en la que Enrique Dans explicaba muy bien los mimbres de un proyecto curioso emprendido por un amigo suyo. La empresa se llama Soloraf y el negocio es simple e ingenioso: venden a través de internet tomates Raf que compran, envasan y envían a domicilio, directos de la huerta a tu casa. Como el producto suele ser poco accesible en fruterías y cuando lo hay, es caro, Juan Pablo Seijo -así se llama el emprendedor- vio la oportunidad en evitar intermediarios y hacer grandes pedidos semanales para abaratar su precio final al consumidor.

Sentía curiosidad, así que la semana pasada decidí probar y compré tres kilos de tomates. La experiencia fue muy buena pese a que tuve algún problema técnico con la pasarela de pago, que no funciona como debiera. El propio Juan Pablo fue exquisito en la atención y palió con su comunicación atenta y directa un problema que podía haberme hecho desistir de la compra.

Estarás pensando que qué tiene que ver el tomate con la comunicación, ¿no? Bueno, bueno, a eso vamos: me resulta curioso que un producto tan tradicional y tan offline como el tomate se haya convertido en un buen ejemplo de comunicación 2.0. Los dueños de Soloraf han diseñado su modelo de negocio aprovechando las infinitas posibilidades de promoción que da la comunicación en internet. Han desarrollado todo tipo de canales de comunicación para su marca (Twitter, Facebook, un blog…), pero lo más importante es la estrategia: parten de entender y conocer bien cómo se comunica en el mundo 2.0. Y como bien saben ellos, su mejor arma es la transparencia con la que hablan de todo y resuelven dudas en cualquiera de esos canales. Son conscientes de que están construyendo una marca de cero y que si no utilizan otro canal que la comunicación -creo que no hacen publicidad-, su éxito depende del boca a boca y de la impresión que den a sus potenciales consumidores.

Jamón de jabugo y tomates Raf. No es mala dieta…
Jamón de jabugo y tomates Raf. No es mala dieta…

Y desde luego, ahí creo que están haciéndolo muy bien. En comunicación decimos siempre que el producto comunica. En una empresa de producto, como es ésta, se puede hacer una comunicación muy buena y transmitir una gran imagen del producto; pero si cuando el consumidor prueba el producto, los atributos del mismo no se corresponden con lo dicho por la empresa, entonces toda la comunicación ha sido ineficaz. ¿Pero no hablaba de tomates? Me estoy poniendo muy técnico…

Lo que quiero decir es que en Soloraf han conseguido que la transparencia deje desnudo al producto, que habla por sí solo, y lo hace de forma coherente con lo que la empresa dice de él, por lo que no decepciona. No sé cómo les irá en este negocio que apenas lleva dos meses, pero yo creo que están en muy buena dirección para construir una marca desde la honradez y la modernidad, por lo que espero que les vaya bien. Yo, que ya disfruté de los tomates que veis arriba, seguiré comprando de vez en cuando, porque me ha parecido que son un capricho que merece la pena. Y por supuesto, me seguiré acordando siempre de ese cante por fandangos que decía…

Tomate, ¿qué culpa tiene el tomate de haber nacido en la mata, y que llegue un malaje y lo meta en una lata? ¿Qué culpa tiene el tomate?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

8 comentarios en “Lo último: el tomate Raf hace comunicación 2.0”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Caramba Pablo:

    Estamos abrumados, muchas gracias por tu entrada. De verdad, a veces nos sentimos un poco «solos» cuando nos dicen que por qué somos tan claros con lo que hacemos pero es por que creemos firmemente en que en Internet vendes todo a la vez: producto, empresa, personas y espíritu.

    Te estamos muy agradecidos por tu generosidad y, sobre todo, nos encanta que el tomate te haya gustado tanto.

  3. La mejor prueba de que esto funciona es que la entrada tiene cuatro años y raf sigue funcionando con twits todos los dias. Bien por ellos, que no se han cansado como otros que acaban por abandonar las cuentas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *