Liberad al pato Willix

Qué fácil parece lo más difícil, ¿verdad? Creas un anuncio contando una historia con humor, solidaridad, empatía, ternura, animalitos, haces el guiño a los medios sociales que están tan de moda, y a triunfar…

Pues la receta, aparentemente simple, es complejísima, pero funciona genial cuando apelas a la complicidad del espectador. Seguro que os gusta la historia del Pato Willix que se han montado los de Mixta:


¿Te gusta la comunicación y la publicidad? Suscríbete al blog por email o RSS, en Facebook o sígueme en Twitter.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.