Ismael Álvarez: un sinvergüenza que vuelve a la vida pública

Sí, el blog es de comunicación, pero como es un blog personal, hay veces que no puedo morderme la lengua para contaros otras cosas sin relación con la comunicación. Y hoy me he despertado con una de esas noticias que te revuelve el estómago: Ismael Álvarez, el antiguo alcalde de Ponferrada, condenado por el acoso sexual a su entonces concejal Nevenka Fernández, anuncia que se presentará a las próximas Elecciones Municipales:

Para saber quién es Ismael Álvarez, nada como leer la contraportada del gran libro de Juan José Millas «Hay cosas que no son como me dicen. El caso de Nevenka Fernández contra la realidad«:

Bajo sospecha. Cuando Nevenka Fernández, sin experiencia política previa, acepta presentarse a las elecciones municipales en Ponferrada, en el número tres de la candidatura del Partido Popular que encabeza Ismael Álvarez, se pone bajo sospecha. Sigue bajo sospecha cuando, con tan sólo 24 años, recién terminada la carrera de Empresariales, se le encarga la gestión de un presupuesto de 6.000 millones de pesetas. Es Nevenka Fernández la que está bajo sospecha cuando presenta su dimisión y ofrece una rueda de prensa en la que denuncia la situación que ha venido padeciendo desde su llegada al Ayuntamiento de Ponferrada. ¿Por qué no cortó de raíz y desde el primer momento las insinuaciones de Ismael Álvarez, el alcalde cincuentón y con fama de mujeriego? Éste, en cambio, según la opinión de Ana Botella, había actuado de forma “impecable”. No había sombra de duda. Sin embargo, los tribunales fallan en su contra.

El “caso Nevenka” nunca ha sido el “caso Ismael Álvarez”. ¿Por qué? Nevenka Fernández descubrió un día cómo se denominaba aquello que estaba viviendo: acoso, acoso sexual, y tuvo el valor de denunciarlo, de romper con su orden social sin tener otro de repuesto. No sabía entonces que su figura podría interpretarse como paradigma de unos modos universales y ancestrales, criticados públicamente pero demasiadas veces consentidos en la práctica. Y que se convertiría en la heroína literaria del más perspicaz observador de la realidad entre nuestros escritores: Juan José Millás.

Y para recordar otra postura muy significativa de la sociedad y la política en que vivimos, podéis leer esta carta al director sobre Ana Botella que me publicó El País por aquellos días:

Sí, Ana Botella, siendo mujer, no tuvo la decencia de defender a la acosada. Ni una sola palabra de solidaridad hacia Nevenka, y sí un «impecable» para el comportamiento del antiguo alcalde (por dimitir). Nevenka aún está esperando que la mujer de Aznar pida perdón por lo que dijo, mientras sigue viviendo exiliada porque no pudo aguantar la presión de una Ponferrada dominada por el clima impuesto por el sinvergüenza de Ismael Álvarez. Afortunadamente, el entonces alcalde fue condenado por su delito de acoso sexual a su compañera de partido. Hoy, ese delincuente, vuelve a la palestra y anuncia que se presentará a las elecciones municipales con un partido independiente. Está en su derecho. Y nosotros, de acosar al sujeto con la difusión de su delito y el reproche que su bajeza moral merece. En manos de los ciudadanos de Ponferrada está evitar que este corrupto vuelva a levantar la cabeza humillándonos a todos y haciendo que nos volvamos a avergonzar de una clase política que sigue sin legislar para que gente con delitos como este no tenga opción de volver a la vida pública.

Actualización (24/5/2011): desgraciadamente, 5.700 personas de Ponferrada no piensan como yo, así que el partido de Ismael Álvarez ha obtenido 5 de los 25 concejales en liza en las Elecciones Municipales 2011, y el condenado por acoso sexual tiene ahora la llave del Ayuntamiento de Ponferrada.

Pablo Herreros

Pasé 25 años ayudando a grandes marcas en su comunicación. Aprendí algo valioso: la transparencia es una gran oportunidad para tener negocios rentables y sostenibles. Trabajé en comunicación digital, blogs y marketing de influencia, y por el camino me la jugué por defender la ética. Aprendí que nadie es más poderoso que quien tiene principios, y decidí hacer de ello mi camino… Hoy doy formación y conferencias sobre sobre cómo orientarte al cliente gracias a los valores en la era digital. Además acabo de lanzar un curso digital para que hagas marketing de influencers con éxito. Y soy consultor y mentor: puedo ayudarte a poner la ética como timón de tu empresa para que así conviertas a tus clientes en fans.

Comments 25

  • Juan Carlos4 febrero, 2011 at 09:10

    Sin palabras me he quedao…..¿Tu confiabas en Trinidad Jimenez?.

    • Pablo Herreros4 febrero, 2011 at 11:21

      Jajaja! Nunca pensé que fuese a ganar frente a Gallardón, claro. Pero no quise adelantarme al resultado, y por eso dije que «espero que gane Trinidad o que usted, Ana Botella, aprenda su nuevo papel», porque eran los dos únicos caminos aquellos días. Podía haber dicho «como ganará Gallardón, estamos jodidos con usted de defensora de las mujeres»; pero me gusta siempre pensar que hay caminos positivos…aunque también gente terca que, como ella, sigue haciendo lo que políticamente le conviene en cada caso.

  • pachi4 febrero, 2011 at 11:03

    Por desgracia, hay miles de casos en empresas, que nunca saltan a la luz pública. que se «resuelven» generalmente con un despido o con la decisión de la propia implicada de marcharse. es muy difícil demostrarlo y, además, la «mancha» que deja en tu CV no invita a ser valiente. El caso de Nevenka, perdón, de Ismael Álvarez, es excepcional.

  • Celia-Concilia24 febrero, 2011 at 15:58

    Por eso hay que incluir los protocolos de prevención del acoso sexual en los Planes de Riesgos Laborales. Y que se cumplan, claro. Gracias por sacar a la luz el temita, Pablo

  • ana gomez4 febrero, 2011 at 18:39

    esto va dirigido al que publica este blog
    tu si que eres un sin verguenza …no se puede hablar de algo de lo que no se tiene ni idea mucha gente pensamos que despues de 9 años y cumplida ya su condena se merece esta oportunidad
    y recordar que esta persona tiene familia: padres, hijos, nietos a los que estos comentarios hacen mucho daño
    hay que ser un poco mas educados

  • Con Ana23 mayo, 2011 at 03:01

    Estoy con Ana. Antes de escribir hay que conocer de qué se habla. Por suerte la sinvergüenza ya no está en esta ciudad.

    • Pablo Herreros24 mayo, 2011 at 12:48

      No, no es por suerte por lo que Nevenka ya no está en la ciudad: es porque la habéis echado con vuestra sociedad casposa y machista en la que arropáis a un tipo que acosó y vejó vilmente a una pobre mujer cuyo único delito era ser guapa. Me produce desprecio la actitud de gente como tú o como la anterior. Y especialmente la tuya, porque ni siquiera tienes el valor de decir cómo te llamas. Estaba tentado de no aceptar tu comentario, pero lo voy a dejar porque es bastante descriptivo de cómo es el entorno de este Ismael Álvarez.

      Una preguntilla: ¿tiene muchos hijos y nietos? Lo digo por hacer hueco a nuevos comentarios defendiendo lo indefendible…

    • SoydelBierzo24 mayo, 2011 at 16:06

      Llamar sinvergüenza a la víctima me parece que está absolutamente fuera de lugar, independientemente de los sentimientos que pueda despertar en ti Nevenka.

      • Pablo Herreros24 mayo, 2011 at 16:16

        Aquí está la definición de la RAE de sinvergüenza:
        1. adj. Pícaro, bribón. U. t. c. s.
        2. adj. Dicho de una persona: Que comete actos ilegales en provecho propio, o que incurre en inmoralidades. U. t. c. s.

        Pero es posible que se me fuera la mano, porque fue un post que escribí desde las tripas. Más que por el término, por hacerle una acusación como persona en lugar de juzgar sus hechos (una sinvergonzonería…).

    • rubén27 mayo, 2011 at 02:53

      seguramente para todas las víctimas el que otras personas justifiquen a sus agresores sea mucho peor que el propio acoso. Da bastante vergüenza que se siga defendiendo a los culpables de un delito tan asqueroso como es el de acoso sexual. Por cierto, mucho preocuparse de la familia del susodicho, pero, ¿qué pasa?, que Nevenka Fernández no tenía familia. Sí, tenía padres, novio, abuelos, hermanos, sobrinos, que también sufrieron por ver como su familiar sufría esas vejaciones. Si tanto le preocupaba su familia, podía habérselo pensado antes de comportarse como un acosador.

  • SoydelBierzo24 mayo, 2011 at 15:32

    No voy a defender lo que esta persona hizo o dejó de hacer, se trata de un capítulo muy oscuro tanto para él como para el resto de la ciudadanía que vimos impotentes como éramos puestos en primera línea de fuego de los medios que acabaron por inventar todo tipo de historias.

    Recuerdo bajarme de un avión en Barajas, coger un taxi y durante la conversación salir el tema que aunque venía de Coruña, yo era de Ponferrada. El taxista se compadeció de mi, porque había leído en ¿Interviú? que Ponferrada era una especie de estado policial donde había que ir con el carné de identidad en la boca y no teníamos ni derecho de reunión ni la posibilidad de hablar de ningún tema político en la calle… imaginad mi cara.

    A lo que voy. Esta persona ya fue juzgada, condenada y ya pagó por ello.

    Todos cometemos errores en la vida.

    • Pablo Herreros24 mayo, 2011 at 16:11

      Me parece bien que defiendas la sensatez y el no hacer sangre sobre un tema del que ya pagó. Legalmente no puedo hacerle ningún reproche, por supuesto. Pero sinceramente, me da muchísima pena que alguien con un delito tan repugnante pueda volver a ejerecer un cargo público. Es mi opinión personal, igual de respetable que la de quien piense lo contrario. Pero me parece que debería cambiarse la ley para que quien haya sido condenado -ojo, que no digo juzgado, sino condenado- por un delito de esta naturaleza, tenga una pena de inhabilitación para ser cargo público (no sé si de por vida o si por 10, 15 ó 20 años).

      Los condenados por delitos de terrorismo tienen penas complementarias de alejamiento de sus víctimas y, salvando las distancias, en el caso de Ismael Álvarez no me parece que sea justo que la acosada se haya ido a vivir fuera de España y el acosador pueda volver a ser Alcalde. Sobre todo porque, para más inri, ese fue el puesto que le permitió acosar a su víctima, desde su superioridad jerárquica y valiéndose de su cargo público.

      Insisto: puede que sea una percepción subjetiva y errónea por mi parte. Pero se me revuelve el estómago. No creo que este señor merezca la hoguera, pero sí creo que los ciudadanos merecemos que quien acceda a la vida pública no haya cometido ningún delito de esta gravedad. Ni en Ponferrada ni en ninguna localidad española.

  • SoydelBierzo24 mayo, 2011 at 16:02

    Voy a matiza un poco mi anterior comentario.

    Este tipo de delitos deberían acarrear la inhabilitación de por vida para cargos públicos, desconozco porque el tribunal no lo hizo.

    Lo que hay que juzgar públicamente es el sistema que permite que sucedan estas cosas.

    • Pablo Herreros24 mayo, 2011 at 16:23

      Perfecto, pero una vez ‘colado’ el gol, los ciudadanos no podemos hacer nada más que quejarnos de la inmoralidad que se cierne sobre vuestra Ponferrada.

      Los políticos, en cambio, tienen una magnífica oportunidad de demostrar que sí les importa la moral, y que sí tienen principios. El PP, concretamente, puede jugar con el caramelo de gobernar con este tipo, o bien optar por formar gobierno con otro partido. Viendo la aritmética y conociendo el percal, me parece que podemos llorar por anticipado… 🙁

      • SoydelBierzo24 mayo, 2011 at 16:50

        Je… son políticos, acabarán abrazados y de la mano, a pesar de esto y de multitud de rumores que hay sobre las desavenencias entre el alcalde saliente Riesco (PP) y Álvarez.

  • cristina25 mayo, 2011 at 15:01

    Verguenza me daria opinar publicamente de algo q no se tiene ni idea, lo primero es saber y despues opinar, los medios de comunicacion hacen sus apuestas sobre realidades o sobre falsedades todo por ser el mas visto o leido.
    En este caso yo soy una ponferradina orgullosa de serlo y orgullosa de haber contribuido a que Ismael alvarez tenga hoy 5 concejales con el partido IAP, estoy orgullosa de q vuelva a estar donde nunca le debieron sacar y como yo muchos ciudadanos de esta misma ciudad opinan igual, es el mejor alcalde q ha tenido esta ciudad, con sus cosas buenas y malas pero para ponferrada el mejor, la cambio entera hizo la ciudad q es hoy y q nadie mas ha vuelto a cambiar para mejor.
    El caso de deberia tratarse como una trama organizada de alguien q aqui sabemos muy bien quien es, para sacarlo del juego cosa q lograron, pero la realidad es muy distinta y hay q verla y vivirla para saber cual es. Los celos, los cuernos, y el despecho, no pueden servir para arruinar la vida de alguien, aunque asi es la vida, deberia dar verguenza q este pais funcione solo por sentimientos, eso es lo q mueve el mundo

    • Pablo Herreros25 mayo, 2011 at 16:54

      Estimada Cristina: este país NO funciona sólo por sentimientos. Es su cabeza la que lo hace así. Al tal Álvarez al que defiende con tanto ahínco, lo juzgó y lo CONDENÓ un juez por hechos PROBADOS. El acoso al que sometió a Nevenka no me lo invento yo, aunque usted y otros tantos como usted prefieren pensar que no existió.

  • cristina25 mayo, 2011 at 15:03

    y para llamar sinverguenza a alguien hay primero q mirarse al espejo y ver si uno es perfecto

    • Pablo Herreros25 mayo, 2011 at 16:55

      Sí, yo me he visto y la verdad es que estoy estupendo. Tanto tanto como perfecto, igual no…pero sí bastante apañao. Que les vaya muy bien con ese señor tan lleno de valores. Saludos

  • Honor26 mayo, 2011 at 09:55

    Eres Cristina Lopez, la de la foto con el delincuente?

  • rubén27 mayo, 2011 at 02:58

    Solo digo una cosa: pobre Nevenka, que todavía nueve años después y cuando diversos tribunales le han dado la razón tenga que escuchar que era una trepa que solo iba por el dinero y la notoriedad. Pena, penita, pena.
    Pd: ánimo Nevenka!!!

  • Cruz15 noviembre, 2012 at 11:12

    Por pura casualidad he encontrado esta página.
    Enhorabuena, Pablo, por tus aportaciones y tu sensibilidad sobre el «Caso Nevenka».
    No estaría demás que investigases también el pasado de otro político leonés, Enrique Gil.

  • chavi13 enero, 2013 at 19:54

    No interesa a la justicia si Nevenka era o no una trepa, si buscaba o no notoriedad.
    Es muy probable que Nevenka no estuviese preparada para el trabajo de concejal que aceptó, pregunto, y esto de quien es culpa? Por qué eligió Ismael a una jovencita sin experiencia? Para mi está claro que Ismael valoró la belleza y juventud de su futura compañera de corporación por encima de otras consideraciones. Y porqué hizo esto Ismael? Para mi esto indica premeditación en el acoso ya que buscó colocar a la víctima en una situación en la que poder acceder a ella facilmente y de cierta inferioridad jerárquica.
    Creo que los que apoyan a Ismael deberían preguntarse si dejarían a este señor trabajar con su hija.

  • Delfin14 marzo, 2013 at 23:33

    Lo que es una verguenza es que un acosador pacte con el Folgueral para gobernar un municipio y también nombrar cinco tenientes de alcaldes,

  • Add Comment