Y al séptimo…se carbonizó

¿Recuerdas aquella polémica campaña sobre el ateísmo? Pues a McCann Erickson le ha iluminado para desarrollar a su vez un curioso anuncio sobre los monopostes como soporte publicitario. Lo han hecho en Madrid, colocando en la A3 un gran monoposte que al séptimo día apareció carbonizado, no sabemos si por efecto divino… Pincha en la foto para ampliarla y verás qué curiosa es la campaña, que se explica por sí sola.

Vía OpenAds

Si te gusta la comunicación y la publicidad, suscríbete al blog por email, por RSS o síguelo en Facebook

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

6 comentarios en “Y al séptimo…se carbonizó”

  1. No sé si es que mi netbook tiene algún problema pero cuando pincho en la foto no me sale más grande. En otro orden de cosas yo creo que ha sido carbonizada por acción divina. No me cabe la menor duda vamos.

    1. Gracias por el apunte técnico. Lo paso a los expertos porsiaca ;). Pero vamos, que probablemte se deba a que tu NoteBook es ateo. Arrepiéntete!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.