Droit de cuissage: también se explota en el mundo de la comunicación

El trabajo se paga; también si eres joven. A no ser que seas un virtuoso de la cocina…en cuyo caso, tienes pleno derecho a esconder los becarios que te quepan en el horno para que desde dentro coloquen, sin quemarse, los platos para que se vayan haciendo. Si puedes, mete algunos becarios más dentro del lavavajillas, con gafas de buceo para que no se les llenen los ojos de jabón, y así le dan un repaso a los platos para reforzar la labor de la máquina. De esto que pasa en cocinas, tenemos algún ejemplo actual en agencias de comunicación…

Droit de cuissage: también se explota en el mundo de la comunicación Leer más »