El pederasta, los clics, las medallas y el periodismo

No quiero buscar culpables pero sí preguntarme si no estamos volviéndonos todos un poco locos con esto de las prisas. «Si lo da la cadena competidora, no vamos a ser menos», dirá alguno. «Para que se lleve los clics el diario de al lado, me los llevo yo…». ¿Dónde queda el rigor periodístico?