¡Bye, bye, Microsoft!20090313012033

¡Bye, bye, Microsoft!

El otro día tuve la desgracia de comer con un apasionado de Apple. Sí, sí, digo bien: desgracia porque la comida me salió exactamente por el precio de...