Ni un segundo más: tolerancia cero frente a los políticos

Provengo de una familia en la que la política importa, en el sentido más noble de la palabra. Nadie vivió de ella y -quizás por eso- para mí la política es algo sagrado, la siento desde un profundo respeto hacia la responsabilidad que comporta administrar el bien común. A mi padre, defender la democracia le costó la carcel. Mi padre era uno de los nueve oficiales de la Unión Militar Democrática a los que Franco encarceló y expulsó del Ejército por intentar traer la democracia a España (sí, militar y rojo en plena dictadura, buena ocurrencia ;)).

Ni un segundo más: tolerancia cero frente a los políticos Leer más »