Ana Botín, en Twitter

El reto tuitero de Ana Botín

«¡Horror! El presidente quiere tener una cuenta de Twitter. Tenéis que hacernos un informe sobre los riesgos que correría, para que se le quiten las ganas». Esta petición la recibimos en Goodwill de una empresa del IBEX 35. Y aunque suene torpe era acertada: aquel hombre era un peligro con patas si llegaba a tener un móvil desde el que publicar tuits y responder a críticas a su empresa, pues la empresa era delicada y él, un ser que no aceptaba nunca críticas de nadie…