Conseguir un nuevo cliente cuesta 7 veces más que lograr que uno que ya tienes te vuelva a comprar

Esto no lo digo yo. Lo dicen cientos de estudios. Y tiene lógica. Unos estudios dicen que 5, otros que 7 y hasta algunos dicen que cuesta 10 veces más conseguir un cliente nuevo que hacer que un cliente que ya te compra, repita.

 

Es tan obvio que cuando leí el primero de ellos pensé:

«¿Qué coño hacemos buscando clientes en medio del océano si estamos dejando escapar a los que ya hemos pescado?

¿Estamos tontos?”

Y sobre todo me pregunté:

¿Qué sentido tiene que cualquiera que tenemos un negocio salgamos a vender con el cuchillo entre los dientes y suframos para convencer de cero cada día a perfectos desconocidos como si acabásemos de abrir ese mismo día?

Si es mucho más fácil y hasta 7 veces más barato hacer que te vuelvan a comprar quienes ya te conocen…

¿…cómo mejorarían nuestros negocios si lo hacemos?

Ahí se me iluminó la cara.

¿Imaginas lo brutal que es cuando consigues que muchos clientes quieran pagarte más, te compren más veces y te traigan a sus amigos y a su vecino el de barbas del 5º izquierda?

Ah, no te he dicho:

¿Cómo me dio por estudiar el poder que te da convertir a tus clientes en tu propio ejército de fans?

Soy un tarado: llevo 30 años analizando la experiencia de cliente de forma obsesiva.

 

Te cuento solo un ejemplo: algo que aprendí en California y que te puede hacer ganar muchos clientes en tu negocio.

Año 1991.

A los 18 pasé mi primer verano en California.

Y ahí flipé.  

Era viajar al futuro. En las tiendas y restaurantes te trataban como si fueras lo más importante de su día. 

“Have a nice day”, te deseaban con voz cantarina cuando te ibas.  

En cualquier sitio te saludaban con una sonrisa más grande que su cara y te decían: “hoy soy vuestro camarero y voy a darlo todo para que lo paséis genial”. 

Allí los camareros ganan más de las propinas que de sueldo… 

…y aunque algunos lo hacían sin ganas, los mejores lo hacían de forma tan apasionada que te daban ganas de abalanzarte y gritarles:  

Ven aquí y dame un abrazo, que tú no eres mi camarero… 

¡tú eres mi hermano! 

¿Te imaginas cómo te hacían sentir…? Esa gente te hacía volver siempre a ese sitio solo por disfrutar otra vez de que te mimasen como a un amigo. 

Y elegías el sitio frente a otro más barato, y te dejabas aconsejar un plato más caro por cómo te lo contaba esa camarera o ese camarero. 

Por cierto, me llamo Pablo Herreros.  

Cuando terminé mi carrera de Ciencias de la Información, en la rama de Periodismo, me puse a trabajar con mi hermano en nuestra agencia y pasé 25 años ayudando a empresas grandotas a comunicar, influir y persuadir mejor. 

Viajé más de 40 veces fuera de España y soñé mucho despierto con tanto como aprendí de las mejores prácticas de cada cultura que conocí.

Soñé mucho despierto con tanto como aprendí de las mejores prácticas de cada cultura que conocí.  

Y aprendí también mucho en Madrid, donde viví siempre hasta 2021. 

A veces nos creemos que el precio de algo que vendemos es clave. 

Error. 

Las personas buscamos experiencias…

…y que nos mimen.

Es la emoción la que nos hace decidir comprar algo o contratar a alguien.

Y si somos capaces de entender qué lleva a un cliente a elegirte frente a otras opciones más baratas, o a pagarte un 30% más y sentirse mucho más agradecido…

…ahí es donde tienes un tesoro.

¿Qué tesoro? El de tener un negocio mucho más rentable y en el que tus mejores comerciales son tus propios clientes.

Ahí está el beneficio gigante de convertir a tus clientes en fans.

Esto es lo que encontrarás en

  • Lo que aprendí tomando clase de baile flamenco de un bailaor jerezano, para que pases de que un cliente desconfíe a que tus palabras (en tus textos o en persona) a que le parezcan tan sinceras que le toquen el corazón y le hagan creerte y comprarte. Lo aprenderás sin tener que bailar ni mover un solo pie. 

 

  • El paso a paso facilisisísimo para que subas tus precios sin dejar de vender y puedas así tener márgenes más altos y clientes que te valoren más. Si aplicas esto en tu negocio elevarás el valor de lo que ofreces, mejorarás el perfil de quienes te compran, te dejarás por el camino a los clientes tocanarices y ganarás más trabajando menos.

 

  •  La manera más persuasiva de vender diciendo justo lo contrario de lo que el marketing vendeburras lleva años diciéndote que digas. Es un camino con el que, además, te sentirás tan a gusto que te dará la risa floja cuando después te compares con tus competidores. 

 

  •  El cambio pequeño y facilísimo, pero muy raro, para que, hablando mal de tu producto o tu servicio, dispares tus ventas y te conviertas en alguien en quien confiar a ciegas. 

 

  •  La razón por la que, de forma honrada y en menos de 2 minutos, sorprenderás a un cliente cuando menos lo espera y le generarás tal agradecimiento que volará a comprarte de nuevo antes de lo que pensaba. 

 

  •  Una manera perfecta para que dejes de sentir un nudo en estómago cuando piensas en qué publicar en tus redes para mendigar que te compren sin parecer desesperado, y saques clientes de las redes sin publicar un post. 

 

  •  Cómo puedes usar los ratos que estés mano sobre mano sin saber qué hacer para vender para, de una forma sencilla y divertida, llevar nuevos clientes a tu negocio con menos esfuerzo que un cachitas de gimnasio abriendo el tapón de una gaseosa. 

 

  •  El mejor momento para que hagas una cosa para pasar de que cada cliente sea un eslabón perdido a que entre ellos hagan una cadena por la que, cada cliente, te trae enganchado al siguiente y este, a otro. 

 

  •  Cómo pasar de que te preguntes por qué te cuesta que tus clientes repitan más, a que crees un sistema que trabaja solito en el cerebro de tu cliente y le crea una semilla para que quiera volver pronto a comprarte. Entenderás la clave psicológica por la que este sistema ha demostrado de forma científica que genera un 70% más de ventas que el típico sistema de fidelización con puntos. 

 

  •  El sistema simple para que tus clientes te traigan de la mano a sus amigos con transparencia y ganéis los tres. Hasta un político sabría aplicarlo (bueno, igual me he pasado, pero fácil es muy fácil, y muy potente). 

 

  •  Mi madre es experta en algo que atrapa la atención del ser humano desde las cavernas, y cómo puedes usarlo tú para que tus clientes te escuchen como si fueras un dios, y te hagan caso después. 

 

  •  La herramienta más persuasiva para que, diciéndole a un cliente que no te compre, decida comprarte siempre, viendo el ejemplo de una pequeña empresa de Almería que cada año sube sus ventas un 15% desde hace casi dos décadas. 

Por cierto, cuando estés haciendo el curso y te rías con algunos ejercicios, igual te preguntan si estás viendo una serie. Tú frunce mucho el ceño, oféndete fuerte y di que no, que estás trabajando duro en tu negocio.

  • La fórmula para que dejes de sentir impotencia porque otros peores que tú vendan lo mismo a precio más alto, y que consigas que algunos de tus clientes te paguen un 20 ó un 40% más por algo que además los deja más locos por tu marca que si fueran hinchas de un equipo de fútbol. 

 

  • La fórmula para que hagas sentir a tu cliente que hizo una compra mucho mejor de lo que imaginaba, y que eso lo lleve a recomendarte a sus cercanos y a sentirse orgulloso de ser tu cliente. 

 

  • Cómo hacer algo bueno con casi ningún esfuerzo que tu cliente reciba como un regalo por el que sentirá ganas de devolvértelo comprándote más veces.   

 

  • Si tu producto o tu servicio son un desastre, no hay curso que lo arregle. Pero si alguna vez haces algo mal, aprenderás a convertir cada metedura de pata en una fiesta con la que dispares una nueva venta. 

 

  • La forma ética de ofrecer una garantía para que los clientes indecisos te compren sin dudar al momento porque sientan que no hacerlo sería una estupidez. 

 

  • Un tipo de palabras que casi seguro tienes en tu web y en la descripción de lo que vendes, que se convierten en un repelente de clientes que hace que huyan despavoridos al verlas y pierdas muchas ventas de personas que se acercan a tu negocio y se van sin comprar y sin que tú lo sepas. Cómo cambiar esas palabras por palabras persuasivas que son un imán para que te compren. 

 

  • Cómo cuando escondes en tu producto o servicio algo que deja a tu cliente con los ojos como platos y una sonrisa de oreja a oreja, pasa a admirarte y a sentirse parte de tu marca. 

 

  • Cómo usar el sentido del humor, aunque no tengas ninguna gracia, para que tus posibles clientes se rían y confíen en ti por completo. 

 

  • ¿Por qué decirle a tu cliente todo lo que quieres sobre lo que vendes no sirve de nada? Un ejercicio profundo que te cambiará la manera de vender y hará que, hablando un 90% menos, vendas mucho más. 

 

  • La fórmula que creó un autor de un libro de hace casi 100 años, que incluso muerto es un superventas, para que sea la otra persona la que se convenza a sí misma de que debe comprar lo que tú le ofreces. 

 

  • Por qué poner el foco en NO vender tu producto o tu servicio es mucho más poderoso para lograr ventas, y cómo puedes dejar de enfocarte en el precio y conseguir que te compren mucho más gracias a tocar la tecla correcta. 

 

  • Si alguna vez te molesta verte a ti mismo usando lo barato que es tu precio como argumento, sonreirás por dentro cuando apliques cambios que convierten tu marca en algo único que no compite por precio.  

 

  • Disfrutarás de tu relación con tus clientes, con una herramienta para que tu forma de vender parta de tu esencia y de la honradez. Al aplicarlo te sentirás mucho mejor por dentro y te hará más persuasivo gracias a tu naturalidad. 

¿Podré dejar de agobiarme por vender más y por hacer 15.000 cosas como pollo sin cabeza para llamar la atención de nuevos clientes?

Gracias a los sencillos y poderosísimos cambios que habrás aplicado a partes invisibles de tu negocio, dejarás de sentirte plasta por perseguir clientes para que te compren, y te sorprenderás cuando te paguen más, vuelvan y te traigan amigos.

Convierte a tus clientes en fans: 130€

Impuestos incluidos · Pago seguro con tarjeta de crédito o débito, VISA o Mastercard · 15 días de garantía de devolución .

Lo que más te va a gustar.

Una cosa que valoran muchísimo mis clientes es que ofrezco un soporte personalizado durante 3 meses desde que compras el curso. 

Me escribes un email con cualquier duda que te surja al aplicar los ejercicios a tu caso concreto, y te respondo con ideas que te ayuden. 

Te respondo yo, no un señor de Cuenca, ni el becario, ni un teleoperador de los que te da el coñazo a la hora de la siesta para que te cambies de móvil. 

Eso, ya lo verás mejor cuando estés dentro y lo uses, es sin duda de lo más valioso de entrar en este curso. 

Y ese soporte personal mío justifica con creces la inversión que haces. De hecho, esa es una de las razones por las que el curso seguirá subiendo de precio (ojo, solo para quienes lo compren después).  

Me podrás preguntar lo que quieras y te responderé todas las dudas, que para eso me das tu confianza. 

Eso sí: si pretendes que yo te haga la estrategia completa, te diré que no. El esfuerzo de aplicar lo aprendido debe ser tuyo, yo estoy solo para cuando te trabes con algo o te preguntes si funcionaría mejor así o asá. 

El trabajo de crearte yo la estrategia o de dedicar horas a pensar por ti vale miles de euros, requiere conocer de forma profunda tu perfil y tu negocio, tus clientes, lo que vendes… y si lo hiciera de cualquier manera, no te ayudaría. 

En este curso tendrás muchas herramientas para que aprendas, y sabrás aterrizar muy bien cada microtarea. Luego podrás venir a mí a confirmar lo que quieras y que yo te ayude a mejorar lo que tengas pensado. 

Una ventaja gigante es que en el soporte podrás preguntarme cualquier duda y en unas 24/48 horas (salvo que haya días festivos por medio) te responderé. Pero con sentido común. Si usas el soporte para que te corrija cada cosa que hagas, y veo que me quieres tener respondiéndote cualquier cosa que se te ocurra a cada rato, te invitaré a marcharte.  

Si usas este gran servicio del soporte con responsabilidad, será un enriquecimiento profundo para que consigas aprovechar muchísimo el curso

El curso funciona así para que le saques todo el jugo.

Convierte a tus clientes en fans es un curso online. Cuando compras el curso te llega un correo de bienvenida y otro con el acceso para que entres a la plataforma.  

Una vez dentro del curso -que está online-, tendrás un vídeo de saludo en el que te cuento cómo va el curso, y el primer ejercicio.  

Cada ejercicio consiste en un vídeo de 3 ó 4 minutos, grabados en sitios tan locos como la calle Preciados de Madrid, las Setas de Sevilla o la plaza de Picadilly Circus en Londres, y el ejercicio explicado en un pdf para que sepas cómo aplicarlo a tu negocio. 

Desde que entras, cada día se te va abriendo un ejercicio nuevo, hasta 21, y así no se te hace bola. Puedes hacer un ejercicio cada día o si prefieres, haces 4 ó 5 de golpe, aunque te recomiendo que tengas la rutina de hacer uno cada día. A mí me gusta hacerlos por la mañana, que estoy más creativo. Pero si eres ave nocturna, también está genial que te inspires a la luz de la luna. 

Si la vida te come o por lo que sea no te pones a ello nada más comprarlo, recuerda que tienes mi soporte personal durante 3 meses desde que compras el curso, y estaré feliz de ayudarte en ese tiempo para que le saques todo el jugo y consigas ganar mucho más dinero del que inviertes en comprar el curso. 

Y por supuesto, tienes acceso al curso para siempre, ya que lo único que caduca en 3 meses es el soporte personalizado conmigo.  

Convierte a tus clientes en fans: 130€

Impuestos incluidos · Pago seguro con tarjeta de crédito o débito, VISA o Mastercard · 15 días de garantía de devolución .

Preguntas frecuentes

¿Cómo es el curso? ¿Qué contiene?

El curso contiene 21 ejercicios en vídeo y 21 pdfs en los que te ayudo a poner cada ejercicio en marcha, y soporte personal por email al curso durante los 3 meses siguientes a su compra. 

 

¿Sirve para para vender “nosequé”?

Sustituye “nosequé” por lo que quieras: “servicios”, “productos”, “membresías”, “sector tal o cual”, “clientes con bigote”, “negocio aburrido”, “señoras con el pelo cardado”… 

El curso te servirá si: 

  • · Vendes algo 
  • · Tus clientes son seres humanos con orejas 
  • · Quieres vender más a los que ya te compran y conseguir más clientes 
  •  

Me voy a dejar de modestia. El curso vale muchísimo más de lo que cuesta.  

 

¿Cuál es su precio? ¿Bajará alguna vez? 

El precio de este curso es de 130 € y no bajará nunca. Nunca hago ofertas, ni black fridays, ni rebajas… nada. Es más, si de algo puedes estar seguro es de que con el paso del tiempo el precio subirá. Bajar, nunca. 

 

¿Cuándo podré acceder al curso? 

Justo después de comprarlo recibirás un email con instrucciones para acceder y otro con mi bienvenida. 

 

¿Cómo accederé al curso? 

Entrarás en un sitio web, pondrás tu dirección de correo electrónico y una contraseña que te daré cuando lo compres. 

 

¿Durante cuánto tiempo podré acceder a él? 

El curso lo tienes para siempre. A ver, mientras no caiga un meteorito o por fin nos invadan los marcianos. No sé si algo pasará de eso pero vamos, podrás rechupetear cada vídeo y cada ejercicio 70 veces si quieres de aquí a que lleguen los zombis.  

 

¿Cómo puedo comprar el curso? 

Puedes comprar el programa en desde este enlace y pagarlo con tarjeta de crédito o débito, o domiciliación en tu cuenta del banco. 

 

¿En qué moneda se vende el curso? 

Este programa se vende en euros, pero al hacer clic en comprar el curso podrás escoger la moneda que quieras y hacer el pago con tarjeta de crédito/débito o con cargo en tu cuenta del banco. 

 

¿Puedo descargar los vídeos del curso? 

No, por un tema de derechos no puedes descargar los vídeos del programa. Sin embargo, podrás siempre verlos a través de cualquier dispositivo con conexión a internet (móvil, tableta, ordenador…). 

 

 ¿Tengo que hacer el curso en 21 días consecutivos?  

No. Está diseñado para que sea una píldora de vídeo diaria y un ejercicio que desarrolla lo que explica el vídeo. Desde que compras el curso, se te entrega un ejercicio cada día. Y tú lo haces a tu ritmo. Si tienes mucho trabajo una semana o prefieres agrupar ejercicios, puedes hacer varios en el mismo día o hacer uno cada 15 días o pegarte un atracón como en una serie de TV. 

 

¿Cuándo puedo empezar el curso? 

Cuando tú quieras, desde que compras el acceso ya puedes, o dejarlo para cuando tengas más tiempo. Tienes el acceso ilimitado, por lo que puedes hacerlo a tu ritmo. 

 

¿Puedo acceder desde múltiples dispositivos al contenido del curso? 

Sí, pero ten en cuenta que la licencia del curso es individual y no puede ser compartida entre varios usuarios. En el caso de que la plataforma detecte que se está compartiendo el acceso puede proceder al bloqueo de la misma. 

 

¿Tienes este curso una política de garantía? 

Sí, tienes una garantía incondicional de 15 días desde la fecha en la que compras el curso. Si entiendes que este programa no es para ti, te devolveremos tu dinero al 100%. Sin preguntas ;). 

 

¿Puedo tener factura de esta compra? 

Sí, por supuesto. Al terminar tu compra del curso, pon tus datos fiscales y para así tener la factura. 

 

¿Es este curso una buena inversión? 

Si quieres dejar de agobiarte por no saber cómo sacar más partido a los clientes que tienes, y si quieres aplicar en tu negocio decenas de poderosos cambios sencillos que te llevarán a que tus clientes te recomienden a sus cercanos, con este curso aprenderás cómo hacerlo. Así que sí, es una gran inversión. Pero nadie mejor que tú para decidirlo. 

Convierte a tus clientes en fans: 130€

Impuestos incluidos · Pago seguro con tarjeta de crédito o débito, VISA o Mastercard · 15 días de garantía de devolución .

Esto es lo que opinan del curso algunos de mis alumnos

Noelia Jiménez - Fotógrafa

«Son lecciones sencillas, van al grano. Y Pablo te pone las pilas y te ayuda a hacer una introspección de tu negocio, una tormenta de ideas de qué es lo que te hace a ti único. Porque es eso lo que has de transmitir a tus clientes para convertirlos en fans. Te recomiendo que te apuntes incluso si no eres emprendedor: te va a ayudar a saber quién eres y a ponerte en valor personal y profesional». 

Noelia es fotógrafa: ayuda a las personas a recordar sus momentos únicos y también a contar con imágenes aquello que les hace diferentes. Gracias al curso ha impulsado más las recomendaciones entre sus clientes, que en un 95% le llegan a través del boca a oreja.

Federico Supervielle Bergés - Escritor

«Yo era escéptico porque mi negocio es muy particular: vendo mis novelas. Y me sorprendió. Las 21 lecciones son muy accionables: las puse en práctica y varias han dado resultados evidentes, casi inmediatos. Y lo que más me llevo del curso es una una forma de pensar muy importante: que tu cliente se convierta en algo más; dejar de intentar vender y llegar incluso a disfrutar de esa promoción. Estoy muy contento y lo recomiendo». 

Federico es autor de varias novelas y ha encontrado en el curso la mejor forma de conectar con sus lectores y acercarse a ellos. Ahora disfruta más de la promoción y del marketing de su trabajo como escritor. 

Ely Johanna Hernández - Profesional de Estética

«Me ha encantado el curso. Sobre todo, el tema de la honestidad. Cuando empecé el reto, estaba pasando por un aprieto con un producto que vendía. Y justo una lección en el curso me llevó a pensar: “Ya sé cómo actuar”. Seguí todos los consejos del curso y salí muy bien parada. Estoy encantada de haber hecho este curso, lo recomiendo al 100%». 

Ely Johanna ganó mucha confianza en su relación con sus clientes. Gracias al curso supo resolver una situación difícil y aprendió el poder de la honradez como la forma poderosa que es de fidelizar a tus clientes.

Convierte a tus clientes en fans: 130€

Impuestos incluidos · Pago seguro con tarjeta de crédito o débito, VISA o Mastercard · 15 días de garantía de devolución .