Vender es como ligar

Y da igual que no seas la persona más guapa, ni la más interesante. 

Porque todos compramos mil cosas. A todas horas y a personas muy distintas. 

¿Y vender…? Vendemos todos: la sopa a tu hijo para que se la tome, un planazo a tu pareja, un producto o un servicio a tu cliente…

Antes no me gustaba vender. 

Hoy mando un email diario a mis suscriptores con consejos para que vendan más y hagan crecer sus negocios dejando a sus clientes con muy buen sabor de boca. 

Si te interesa puedo enseñarte cómo vender más desde la honradez y cómo dar una experiencia tan adictiva que tus propios clientes te traigan de la mano a sus cercanos.  

Por cierto, si te suscribes te regalo el audio de lo que aprendí en mi época más golfa.
Te apuntas aquí abajo a esta singular lista de vender y gustar: 

Mando emails TODOS LOS DÍAS con ideas que te ayudarán a ganar más clientes y a que te traigan a sus amigos. Son emails entretenidos (y cortos) y en ellos siempre te venderé algo. No te apuntes si para ti es un problema. 

Poner precios más altos es de ser mala gente 

Eso lo sabe cualquiera. 

Y cualquier profesional o dueño de negocio quiere vender a precios ridículos para ganar lo mínimo y llegar, con suerte, a fin de mes. 

Así le harán una placa en su pueblo el día de mañana diciendo: “Fue un emprendedor generoso que no ganó para vivir pero hizo felices a sus clientes mientras se mataba por ser siempre la oferta más barata”. 

¿O no es así? 

Llámame loco pero igual poner precios más altos es la mejor manera de tener un negocio rentable y desde el que ofrezcas un servicio genial a mejores clientes. 

Porque si tu foco está en ser lo más barato, tu única baza será el precio. Y siempre te ganará alguien más dispuesto que tú a dejarse pisotear. 

En cambio, si te enfocas en hacer algo tan apreciado que tus clientes están felices de pagarlo, y algunos te piden incluso que les cobres más a cambio de una mejor experiencia, ahí tu negocio cambia. 

No sé si de esto sabrá pero Walt Disney, el creador de los dibujos animados y de Disneyland, dijo: “Hagas lo que hagas, hazlo tan bien para que vuelvan y además traigan a sus amigos”. 

Y lo hizo tan bien que cuando vas con tu familia a uno de sus parques, no solo aflojas un buen dinero por entrar sino que pagas mucho más por el fastpass para montarte en las atracciones sin esperar colas y disfrutar una experiencia exclusiva. 

Si quieres ver cómo hacer esto, es aquí: 

Mando emails TODOS LOS DÍAS con ideas que te ayudarán a ganar más clientes y a que te traigan a sus amigos. Son emails entretenidos (y cortos) y en ellos siempre te venderé algo. No te apuntes si para ti es un problema. 

Día que no estás, ideas gratis que te pierdes. 

Una época muy golfa 

Durante 25 años, por el día ayudé a mis clientes a comunicar, persuadir y vender mejor. 

Y durante un tiempo, había noches en las que salía y me daban las claras del día entre juergas flamencas y bailes. La vida me enseñó cosas.  

Así nació el audio con lo que aprendí en mi época más golfa para que más clientes vayan a ti sin buscarlos y sin tener que golfear. 

A quienes escuchan ese audio les cuento al oído: 

  • La fórmula que debes aplicar a tu producto o servicio para que cualquiera piense que poco le cobras para lo que se lleva. 
  • Cómo añadir a lo que vendes algo que haga que quien lo disfrute se vea a sí mismo sonriendo de forma ridículamente feliz. 
  • Es algo que, cuando lo descubras, verás que no te cuesta dinero y lanza a tus clientes a correr la voz como si hubieran descubierto un grifo del que chorrea oro líquido. 
  • Verás ejemplos tan distintos como los de una famosísima marca, mi asesora fiscal o un restaurante de Madrid. Se puede (y se debe) aplicar a cualquier tipo de negocio. 
  • Y lo más importante: en 15 minutos podrás convertir a algunos de tus clientes en tus mejores embajadores por amor al arte. Si aplicas lo que te voy a explicar, claro. 

El audio donde te enseño todo lo que te he contado dura 15 minutos. Si no tienes ese tiempo, mejor no te suscribas. 

Si quieres ver cómo hacer esto, es aquí:

Mando emails TODOS LOS DÍAS con ideas que te ayudarán a ganar más clientes y a que te traigan a sus amigos. Son emails entretenidos (y cortos) y en ellos siempre te venderé algo. No te apuntes si para ti es un problema. 


¡Ah, por cierto! Si sientes curiosidad pero te apetece profundizar algo más antes de darme tu correo, quizá quieras conocerme un poco mejor